ACTITUDES HACIA LA POLÍTICA, INSTITUCIONES Y EMIGRACIÓN ENTRE ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS SALVADOREÑOS.

 

 

 

Dr. José Juan Vázquez[1]. Universidad de Alcalá. España.

Dra. Sonia Panadero. Universidad Complutense de Madrid. España.

Dra. Paulina Paz Rincón. Universidad de Concepción. Chile.

 

 

RESUMEN

 

En trabajo profundiza en actitudes y comportamientos relativos a la política, emigración, asociaciones, valoración de instituciones y medios de comunicación entre estudiantes de psicología de El Salvador que cursan sus estudios en la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) y la Universidad Evangélica de El Salvador (UEES). Tras recoger los  principales rasgos descriptivos de la muestra se realizan comparaciones entre subgrupos formados a partir de características de especial relevancia. Se analizan factores que pueden ayudar a explicar actitudes y comportamientos en relación a los aspectos anteriormente señalados. Los resultados obtenidos muestran diferencias en función del género, participación electoral, ubicación política en el espectro izquierda-derecha o valoración personal de la posibilidad de emigrar.

 

Palabras clave: actitudes, comportamiento político, participación electoral, migración, El Salvador.

 

ABSTRACT

 

This paper talks about attitudes and behaviors related with politics, emigration, associations, evaluation of institutions, or use of different kind of mass media among psychology students from El Salvador who study in two different Universities: Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” and Universidad Evangélica de El Salvador. First of all, this paper describes the main characteristics of the people who participate in the study, and after that we compare different subgroups, formed from relevant variables. It analyzes some of the factors than can help to explain attitudes and behaviors related with different aspects within a group. Outcomes show some differences depending on gender, electoral participation, political opinion, or evaluation of the possibility of emigrating.

 

 

Key words: attitudes, political behavior, electoral participation, migration, El Salvador.

 

 

 

 

Agradecimientos: Esta investigación no hubiera sido posible sin las aportaciones de las profesoras María Crespo y María Arinero, quienes colaboraron activamente en la obtención de la muestra.


INTRODUCCIÓN

 

El Salvador, considerado un estado de desarrollo medio por Naciones Unidas, ocupa el puesto número 103 en el Índice de Desarrollo Humano (PNUD, 2004). Con una extensión de 20.742 Km2 tiene una población de 6,7 millones de habitantes (CEPAL, 2005), el 35,1% menor de 15 años. Su producto interior bruto per capita es de 4.890 dólares. El 31,1% de la población presenta ingresos inferiores a 1 dólar diario y el 58% ingresos inferiores a 2 dólares diarios. El 20,3% de la población mayor de 15 años del país es analfabeta (PNUD, 2004).

 

Las cifras socioeconómicas y de desarrollo humano recogidas permiten aproximarse a la difícil situación en que se encuentra la población salvadoreña. En El Salvador se han sucedido desastres naturales causantes de muertes y pérdidas millonarias (terremotos, huracanes, erupciones volcánicas…). Además, hasta los acuerdos de paz firmados en 1992, el país se vio inmerso en una década de guerra que causó la muerte a más de 75.000 personas, minando los recursos económicos y humanos de un Estado con unos bajos índices de desarrollo. Las últimas elecciones presidenciales se celebraron en El Salvador el 21 de marzo de 2004, tan solo unos meses antes de la realización de la presente investigación.

 

El conflicto armado que sufrió El Salvador en la década de los ochenta generó un fuerte incremento de los procesos migratorios. Terminado el conflicto político-militar, la migración adquiere una explicación centrada en aspectos de índole económico-laboral, alcanzando durante la década de los noventa unos límites sin precedentes (Vargas, 2005). De hecho, la emigración salvadoreña es una de las más elevadas de la región, estimándose para el año 2005 en 3,67 emigrantes por cada 1.000 habitantes (CIA, 2006). La principal emigración salvadoreña, esencialmente de carácter económico, se ha dirigido tradicionalmente a los Estados Unidos, donde se estima que vive entre una quinta y una sexta parte de la población salvadoreña (Winschuh, 1999), mientras en España tan sólo residían legalmente en el año 2001 1.110 salvadoreños (Ministerio del Interior, 2002).

 

Tras el atentado del 11 de septiembre del 2001, Estados Unidos ha desarrollado mayores controles migratorios fundamentados en la seguridad nacional y la lucha contra el terrorismo, lo que ha provocado un menor ingreso en el país de extranjeros en condiciones regulares. Esto supone que los emigrantes latinoamericanos han diversificado su abanico de opciones, pasando a cobrar mayor importancia como destino países europeos -como España e Italia-, Japón, Australia u otros estados latinoamericanos (Varela, 2003).

 

Atendiendo a lo señalado por la organización Transparencia Internacional (Transparency International, 2004), la percepción de los salvadoreños sobre la corrupción institucional resulta muy elevada, hasta el punto de que en una escala de 0 a 10  (siendo 10 “sin nada de corrupción”) los salvadoreños puntúan a su país con un 3,4 siendo, por ejemplo, la puntuación obtenida en España de 7,1.

 

El 83% de la población de El Salvador se manifiesta de confesión católica, si bien se estima que durante los últimos años se han convertido al protestantismo evangélico en torno a 1 millón de personas (CIA, 2006).

 

En un contexto como el salvadoreño, donde los niveles de pobreza son elevados y las perspectivas de desarrollo personal se encuentran muy limitadas, resulta interesante profundizar en las posiciones y actitudes en relación a la política, la emigración, distintas instituciones o el asociacionismo de un colectivo como el de los estudiantes de universitarios, con un nivel formativo superior al de la población general del país.

 

 

METODO

 

Muestra

 

La muestra se compone de 228 estudiantes de psicología de dos universidades salvadoreñas: 200 pertenecientes a la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” de San Salvador (UCA) y 28 de la Universidad Evangélica de El Salvador (UEES). Como criterios de inclusión en la muestra se consideró ser mayor de edad y estar matriculado en la Carrera de Psicología en alguna de las dos universidades. 

 

Cómo se desprende de la tabla 1, que recoge las características sociodemográficas de la muestra, el perfil del entrevistado sería el de una mujer, soltera, de entorno a 22 años, que se autodefine como perteneciente a la clase “media” y se encuentra relativamente satisfecha con la situación económica de su familia.

 

Tabla 1. Características sociodemográficas y académicas de la muestra.

 

Total

(n=228)

Sexo

 

      Varones

17,1%

      Mujeres

82,0%

Edad:

 

      Media (dt)

22,40 (5,03)

Estado Civil

 

     Solteros

85,1%

     Casados y conviviendo en pareja

10,1%

     Separado o divorciados

3,1%

     Viudos

0%

Clase social de pertenencia percibida

 

     Alta

0%

     Media alta

9,2%

     Media

61,0%

     Media baja

22,8%

     Baja

3,9%

Situación económica de la familia

 

     Muy satisfactoria

3,9%

     Satisfactoria

30,7%

     Ni satisfactoria ni insatisfactoria

36,4%

     Insatisfactoria

25,0%

     Muy insatisfactoria

3,5%

Curso

 

      Primero

13,2%

      Segundo

37,3%

      Tercero

13,6%

      Cuarto

17,1%

      Quinto

12,3%

Compatibilización de estudios con alguna actividad laboral

51,3%

 

 

Instrumento

 

Para la recogida de información se utilizó un cuestionario autoaplicado, dividido en seis secciones, cuyo tiempo medio de aplicación fue de aproximadamente 20 minutos. En el presente trabajo se incluyen los datos relativos a las siguientes secciones:

§         Sección A: recoge los datos sociodemográficos básicos de los entrevistados, incluyendo la percepción sobre su clase social de pertenencia a partir de ítems diseñados por los investigadores.

§         Sección B: recoge información sobre aspectos relativos a la carrera, la proyección profesional, cuestiones relativas a la emigración y satisfacción con la situación económica de la propia familia. Se utilizan preguntas diseñadas de forma específica para este estudio.

§         La sección C: obtiene información referente a las actitudes hacia la política, la participación en asociaciones, organizaciones, grupos, partidos políticos o sindicatos y la utilización de medios de comunicación de masas como fuente de información. Para evaluar estos aspectos se utilizó la Escala de “Acción Política No Convencional (APNC)” (ASEP, 1999), instrumento que presenta unos adecuados criterios metodológicos y sociológicos (Fernández y Rojas, 2003). Se incluyeron diferentes ítems relativos al grado de interés por la política, orgullo de ser salvadoreño, grado de confianza en las instituciones y pertenencia a organizaciones, todos ellos empleados en la “Encuesta Mundial de Valores” (ASEP, 1999). Esta sección también incluye diferentes ítems diseñados por los autores orientados a recoger información sobre posicionamiento político, participación electoral, utilización de medios de comunicación e integración en agrupaciones y/o asociaciones.

 

Procedimiento

 

El diseño del instrumento se realizó en España, donde se pilotó en una muestra de estudiantes españoles de psicología que cursaban sus estudios en el Centro Asociado de Guadalajara de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

 

En Centroamérica, con la colaboración de profesores y alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, se realizó una revisión del cuestionario, a fin de adecuarlo a la variante del español que se utiliza en Centroamérica. Posteriormente se llevó a cabo el pilotaje del instrumento con un grupo de estudiantes nicaragüenses de primer curso.

 

La aplicación del cuestionario fue colectiva. Con la colaboración de profesores de la UCA y de la UEES se accedió a los estudiantes en las aulas. Tras exponer tanto el objeto de la investigación como el tratamiento que se daría a los datos, se solicitó el consentimiento informado, señalándose que en todo momento se respetaría el anonimato de quienes completasen el cuestionario.

 

Una vez obtenido el consentimiento informado se expuso la forma de completar el cuestionario y se explicó el significado de algunos ítems que, en el contexto centroamericano, podían inducir a error. A continuación se solicitó a los estudiantes que respondiesen al cuestionario, sin establecer para ello un límite de tiempo. Durante el tiempo dedicado a completar el cuestionario se encontraba presente en el aula un colaborador de la investigación para resolver todas aquellas dudas que pudiesen surgir.

 

Análisis de datos

 

Para realizar el proceso de análisis de datos se utilizó el sistema de análisis estadístico y de gestión de datos SPSS (versión 12.0 para Windows).

 

A partir de los datos recogidos se realizaron análisis descriptivos que facilitaran una exposición detallada de distintos aspectos de los participantes en las áreas evaluadas. También se llevaron a cabo comparaciones entre subgrupos formados a partir de características relevantes (e.j., género, participación electoral…). Las comparaciones fueron realizadas teniendo en cuenta el tipo de variables utilizadas:

§        Para variables nominales se utilizó el estadístico Chi cuadrado.

§        En el caso de las variables continuas se aplicaron pruebas “t” de Student para muestras independientes.

 

 

RESULTADOS

 

Como se observa en la tabla 2, los estudiantes de psicología entrevistados tienden a ubicarse políticamente en la “izquierda” o “centro izquierda” (46,1%), si bien uno de cada cuatro se considera de “centro” y el 33,7% de “derecha” o “centro derecha”. Aunque cerca de la mitad de los entrevistados (44,8%) manifestó un interés “bajo o muy bajo” por la política, la tasa de participación electoral de la muestra se situó en el 84,6%.

 

Tabla 2. Actitudes hacia la política entre estudiantes de psicología salvadoreños.

 

Total

(n = 228)

Ubicación política

 

      Izquierda

22,4%

      Centro izquierda

23,7%

      Centro

28,5%

      Centro derecha

10,5%

      Derecha

12,7%

Grado de interés por la política

 

      Alto o  muy alto

54,8%

      Bajo o muy bajo

44,8%

Ejercicio del derecho de voto en las últimas elecciones celebradas

84,6%

Pertenencia a:

 

     Iglesias u organizaciones religiosas

65,8%

     Grupos juveniles

46,1%

     Grupos educativos o artísticos

39,0%

     ONGs o grupos de voluntariado

25,4%

     Organizaciones estudiantiles

18,9%

     Organizaciones en pro de los derechos humanos

13,2%

     Partidos o grupos políticos

7,9%

     Sindicatos

1,8%

Orgullo de ser salvadoreño

 

     Alto o muy alto

83,3%

     Bajo o muy bajo

16,2%

 

 

El nivel asociativo y de participación en grupos y organizaciones entre los estudiantes salvadoreños es elevado, destacando la pertenencia a iglesias u organizaciones religiosas, en las que se encuentra integrados el 65% de los entrevistados. Más del 46% de los estudiantes pertenece a grupos juveniles y el 39% a grupos educativos y artísticos, observándose los menores porcentajes asociativos en la pertenencia a partidos y grupos políticos o sindicatos.

 

Como se observa en la figura 1, el grado de confianza de los estudiantes de psicología en la Cámara de Diputados (0,4% muy alta; 3,1% alta; 36,8% baja; 58,8% muy baja), los funcionarios públicos (0% muy alta; 4,4% alta; 38,6% baja; 56,6% muy baja), la Policía (0% muy alta, 7,9% alta; 44,3% alta; 46,5% baja; 41,2% muy baja) y el Sistema Legal (1,3% muy alta; 4,8% alta; 46,1% baja; 46,9% muy baja) es notablemente bajo.

 

Figura 1. Grado de confianza de los estudiantes de psicología salvadoreños en los medios de comunicación, sistema legal, policía, cámara de diputados y funcionarios públicos.

 

Igualmente la confianza en los medios comunicación de masas manifestada por los estudiantes entrevistados resulta también muy baja (0,4% muy alta; 12,3% alta; 45,6% baja; 41,2% muy baja), pues tan solo el 12,7% manifiesta una cierta confianza en los mismos. En la figura 2 se recoge el número medio de días semanales en que los participantes se informan de la actualidad a través de los diferentes medios de comunicación.

 

Figura 2. Número medio de días semanales en que los estudiantes de psicología se informan de la actualidad a través de la televisión, radio, prensa o Internet.

 

 

Como se observa en la figura 2, el medio de comunicación más utilizado por los estudiantes de psicología salvadoreños para informarse de la actualidad es la televisión -utilizada de media 5,10 días a la semana (d.t. 2,15)-. En menor medida recurren a la prensa -utilizada de media 4,06 días semanales (d.t. 2,33)- y a la radio, utilizada de media 3,60 días a la semana (d.t. 2,90). Internet es el medio menos empleado para informarse de la actualidad, siendo utilizado una media de 2,41 días a la semana (d.t. 2,75) para este fin.

 

El 74,1% de los estudiantes de psicología salvadoreños manifestó haber valorado la posibilidad de emigrar. De ellos, el 56% consideró como destino Europa (36% a España); el 33,1%, Estados Unidos; el 26,5%, Latinoamérica y el 20,5%, otros países.

 

Tras la descripción de las características generales de la muestra, se analizaron las diferencias entre diferentes subgrupos de la muestra total formados a partir de diferentes variables como participación electoral, ubicación política, sexo, etc.

 

En cuanto al género, como aparece en la tabla 3 (que incluye todas aquellas variables en las que se han encontrado diferencias entre hombres y mujeres), se encuentran diferencias significativas en aspectos tales como la ubicación en el espectro político, el grado de interés por la política o la participación en determinados grupos y organizaciones:

 

Tabla 3. Diferencias en función del género en las actitudes hacia la política de los estudiantes de psicología salvadoreños.

 

Hombres

(n=39)

Mujeres

(n=187)

c2

Total

(n=228)

Ubicación política:

 

 

9,718*

 

Izquierda

23,7%

22,4%

 

22,6%

Centro-izquierda

28,9%

23,0%

 

24,0%

Centro

42,1%

26,8%

 

29,4%

Centro-derecha

2,6%

12,6%

 

10,9%

Derecha

2,6%

15,3%

 

13,1%

Grado de interés por la política

 

 

8,737*

 

Muy alto

18,4%

10,2%

 

11,6%

Alto

57,9%

40,6%

 

43,6%

Bajo

21,1%

40,6%

 

37,3%

Muy bajo

2,6%

8,6%

 

7,6%

Pertenencia a:

 

 

 

 

Iglesias o grupos religiosos

43,6%

70,1%

9,999**

65,5%

Organizaciones estudiantes

33,3%

15,7%

6,735*

18,8%

Partidos políticos

17,9%

5,4%

7,296**

7,6%

*p £ .05; **p £ .01

 

Las mujeres manifiestan de forma significativa un menor interés por la política y una ideología más conservadora: mientras el 27,9% las mujeres se ubica en la “derecha” o el “centro-derecha” tan sólo lo hace el 5,2% de los varones. Estos últimos, por su parte, tienden a ubicarse políticamente en mayor medida que las mujeres en posiciones de “centro”.

 

Son pocos los estudiantes que pertenecen a organizaciones estudiantiles, y menos aún los afiliados a partidos políticos. En ambos casos, el número de varones que participa en estas actividades es significativamente superior al de mujeres. Por el contrario, las mujeres pertenecen de forma significativamente muy superior a iglesias o grupos religiosos. En lo referente a la participación en otro tipo de grupos, colectivos o asociaciones no se observan diferencias significativas en función del género.

 

En la tabla 4 se recogen los aspectos que diferencian significativamente a los estudiantes de psicología entrevistados en función de su participación electoral en las últimas elecciones presidenciales celebradas en el Salvador:

 

Tabla 4. Diferencias entre estudiantes de psicología salvadoreños en función del ejercicio de derecho de voto en las últimas elecciones.

 

Votó

(n=193)

No votó

(n=27)

c2 / t

(1)

Total

(n=228)

Edad (media (dt))

22,92

(5,03)

19,04

(2,81)

5,941***

22,40

(5,03)

Compatibilización de estudios y actividad laboral

57,4%

23,1%

10,839***

53,3%

Satisfacción con la situación económica familiar

 

 

13,405**

 

Muy satisfecho

4,7%

0%

 

4,1%

Satisfecho

26,6%

59,3%

 

30,6%

Ni satisfecho ni insatisfecho

38,0%

29,6%

 

37,0%

Insatisfecho

26,6%

11,1%

 

24,7%

Muy insatisfecho

4,2%

0%

 

3,7%

Ubicación política:

 

 

19,307***

 

Izquierda

24,7%

11,5%

 

23,1%

Centro-izquierda

27,9%

3,8%

 

25,0%

Centro

24,2%

57,7%

 

28,2%

Centro-derecha

11,1%

3,8%

 

10,2%

Derecha

12,1%

23,1%

 

13,4%

Grado de interés por la política

 

 

10,457*

 

Muy alto

11,5%

3,7%

 

10,5%

Alto

47,4%

22,2%

 

44,3%

Bajo

34,4%

63,0%

 

37,9%

Muy bajo

6,8%

11,1%

 

7,3%

Pertenencia a:

 

 

 

 

Grupos educativos o artísticos

42,7%

18,5%

5,785*

39,7%

Organizaciones pro derechos humanos

14,6%

0%

4,515*

12,8%

*p £ ,05; **p £ ,01, ***p £ ,001

 (1) Se han aplicado pruebas t de Student para las variables continuas y pruebas de chi-cuadrado para las variables categóricas

 

Como se observa en la tabla 4, la única diferencia significativa de carácter sociodemográfico entre los estudiantes que ejercieron y no ejercieron su derecho al voto aparece en relación a la edad: quienes participaron electoralmente presentan una edad media más elevada.

 

Quienes no ejercieron su derecho al voto compatibilizan en menor medida su actividad académica con una actividad laboral, se encuentran más satisfechos con la situación económica de su familia, son políticamente más conservadores, manifiestan un menor interés por la política y pertenecen en menor medida a grupos educativos, artísticos o a organizaciones en pro de los derechos humanos.

 

No se observan diferencias significativas en el ejercicio del derecho al voto en función de la pertenencia a iglesias u organizaciones religiosas, grupos juveniles, organizaciones no gubernamentales o de voluntariado, organizaciones estudiantiles, partidos políticos ni sindicatos.

 

Aquellas variables en las que aparecen diferencias significativas entre los estudiantes de psicología en función de su ubicación política aparecen recogidas en la tabla 5.

 

Tabla 5. Diferencias entre estudiantes de psicología salvadoreños en función de su ubicación política.

 

Izquier-da

(n= 51)

Centro izquier-da

(n= 54)

Centro

(n=65 )

Centro derecha

(n= 24)

Dere-cha

(n= 29)

c2

 

Total

(n= 228)

Clase social

 

 

 

 

 

40,748***

 

Alta

0%

0%

0%

0%

0%

 

0%

Media-alta

3,9%

2%

6,3%

21,7%

32,1%

 

9,7%

Media

49,9%

66,7%

73,4%

65,2%

57,1%

 

63,1%

Media-baja

39,2%

27,5%

17,2%

13,0%

7,1%

 

23,0%

Baja

7,8%

3,9%

3,1%

0%

3,6%

 

4,1%

Satisfacción con situación económica familiar

 

 

 

 

 

40,093***

 

Muy satisfecho

2,0%

3,8%

4,6%

8,3%

3,4%

 

4,1%

Satisfecho

23,5%

18,9%

26,2%

41,7%

62,1%

 

30,2%

Ni satisfecho ni insatisfecho

29,4%

37,7%

50,8%

29,2%

24,1%

 

36,9%

Insatisfecho

39,2%

30,2%

18,5%

20,8%

10,3%

 

25,2%

Muy insatisfecho

5,9%

9,4%

0%

0%

0%

 

3,6%

Participación en:

 

 

 

 

 

 

 

Boicots

 

 

 

 

 

25,849***

 

Ha participado

6,1%

0%

0%

0%

9,1%

 

2,5%

Participaría

51,5%

37,2%

26,8%

4,5%

18,2%

 

30,4%

Manifestaciones legales / autorizadas

 

 

 

 

 

71,359***

 

Ha participado

45,6%

8,0%

15,7%

5,9%

0%

 

18,5%

Participaría

50,0%

70,0%

52,9%

52,9%

17,4%

 

52,4%

Manifestaciones ilegales

 

 

 

 

 

50,854***

 

Ha participado

11,1%

2,2%

2,0%

0%

0%

 

3,7%

Participaría

51,1%

35,6%

18,4%

0%

0%

 

25,3%

Ocupación de edificios o fábricas

 

 

 

 

 

39,940***

 

Ha participado

0%

0%

0%

0%

0%

 

0%

Participaría

55,0%

14,0%

12,5%

0%

11,5%

 

20,7%

Ejercicio del derecho de voto en últimas elecciones

94,0%

98,1%

75,4%

95,5%

79,3%

19,307***

88,0%

Interés por la política

 

 

 

 

 

39,726***

 

Muy alto

27,5%

11,3%

6,2%

4,2%

3,4%

 

11,7%

Alto

47,1%

60,4%

30,8%

50,0%

31,0%

 

43,7%

Bajo

21,6%

24,5%

49,2%

37,5%

58,6%

 

36,9%

Muy bajo

3,9%

3,8%

13,8%

8,3%

6,9%

 

 

Confianza en el sistema legal

 

 

 

 

 

85,211***

 

Muy alta

0%

0%

4,6%

0%

0%

 

1,4%

Alta

4,0%

0%

3,1%

12,5%

13,8%

 

5,0%

Baja

34,0%

43,4%

43,1%

66,7%

65,5%

 

46,6%

Muy baja

62,0%

56,6%

49,2%

20,8%

20,7%

 

47,1%

Confianza en los funcionarios públicos

 

 

 

 

 

17,334*

 

Muy alta

0%

0%

0%

0%

0%

 

0%

Alta

2,0%

1,9%

4,6%

8,3%

10,3%

 

4,5%

Baja

35,3%

26,4%

36,9%

50,0%

58,6%

 

38,3%

Muy baja

62,7%

71,7%

58,5%

71,7%

31,0%

 

57,2%

Confianza en los medios de comunicación

 

 

 

 

 

41,866***

 

Muy alta

0%

0%

1,5%

0%

0%

 

0,5%

Alta

5,9%

7,5%

7,7%

25,0%

34,5%

 

12,6%

Baja

29,4%

43,4%

52,3%

54,2%

55,2%

 

45,5%

Muy baja

64,7%

49,1%

38,5%

20,8%

10,3%

 

41,4%

Pertenencia a:

 

 

 

 

 

 

 

Partidos políticos

24,0%

3,7%

1,5%

4,2%

6,9%

22,677***

8,1%

Organizaciones pro derechos humanos

 

33,3%

 

9,4%

 

7,7%

 

4,2%

 

3,4%

 

24,751***

 

13,1%

*p £ .05; **p £ .01, ***p £ .001

 

Como se desprende de la tabla 5, los estudiantes que se ubican en la “derecha” del espectro político se consideran en mayor medida de clase “media alta” y manifiestan una mayor satisfacción con la situación económica de su familia. Por su parte, quienes se ubican en la “izquierda” tienden en mayor medida a considerarse de clase “media baja” y a manifestar menor satisfacción con la situación económica de su familia. Se observa una mayor “acción política no convencional” entre los estudiantes que se ubican en la “izquierda” del espectro político, quienes igualmente tienden a manifestar mayor interés por la política, mayor pertenencia a partidos políticos y mayor participación electoral. También tienden en mayor medida a colaborar con organizaciones en pro de los derechos humanos.

 

Por su parte, quienes políticamente se ubican en la “derecha” manifiestan un mayor grado de confianza en el sistema legal, en los funcionarios públicos y en los medios de comunicación.

 

Las diferencias observadas entre quienes valoraron la posibilidad de emigrar y aquellos que no lo hicieron aparecen recogidas en la tabla 6:

 

Tabla 6. Diferencias entre estudiantes de psicología salvadoreños que valoraron y no valoraron la posibilidad de emigrar.

 

Ha valorado la posibilidad de emigrar

(n=169)

No ha valorado la posibilidad de emigrar

(n=59)

c2 / t

(1)

Total

(n=228)

Edad (media (dt))

25,20 (6,10)

21,11 (3,55)

5,338***

22,40

Consideración que fuera del país mejorarían sus posibilidades profesionales

91,7%

65,5%

23,067***

85,0%

Grado de interés por la política

 

 

9,740**

 

Muy alto

0%

0%

 

0%

Alto

4,8%

17,2%

 

8,0%

Bajo

44,9%

44,8%

 

44,9%

Muy bajo

50,3%

37,9%

 

47,1%

*p £ ,05; **p £ ,01, ***p £ ,001

 (1) Se han aplicado pruebas t de Student para las variables continuas y pruebas de chi-cuadrado para las variables categóricas

 

Como se observa en la tabla 6, los estudiantes que valoraron la posibilidad de emigrar presentan una media de edad superior.

 

Además el 91,7% de quienes valoraron la posibilidad de emigrar considera que fuera de El Salvador mejorarían sus posibilidades profesionales, porcentaje significativamente superior al de quienes no valoraron dicha posibilidad –el 85% del total de entrevistados considera que fuera del país mejorarían sus posibilidades económicas-. Asimismo, se observa entre quienes han valorado la posibilidad de emigrar un menor grado de interés por la política.

 

 

CONCLUSIONES

 

Como sucede en la mayor parte de las universidades Latinoamericanas, tanto en la UCA como en la UEES los estudiantes de psicología son predominantemente mujeres. De hecho, en el presente trabajo el número de mujeres supera en casi 5 veces al de varones. Esta feminización de la muestra puede tener incidencia en la interpretación de los datos, especialmente si se considera la existencia de diferencias significativas entre varones y mujeres en cuestiones relevantes para el mismo: las mujeres son más conservadoras, manifiestan un menor interés por la política, consideran en un mayor porcentaje que mejorarían sus posibilidades profesionales fuera del país, pertenecen en mayor medida a iglesias u organizaciones religiosas y en menor medida a organizaciones estudiantiles o partidos políticos.

 

Los datos señalados permiten abrir el debate acerca de, hasta que punto, las estudiantes de psicología salvadoreñas son menos "activas, participativas o comprometidas" que sus compañeros varones, y si ello se deriva de valores distintivos que en la sociedad salvadoreña tradicionalmente pudieran haber dificultado el acceso de la mujer a la vida pública, limitando sus espacios a organizaciones religiosas donde, de hecho, las mujeres muestran unos mayores niveles participación que los varones. En la misma línea, la observación de que un porcentaje significativamente mayor de mujeres considere que fuera del país mejorarían sus posibilidades profesionales, podría entenderse como un argumento más que avale la tesis de la existencia en El Salvador de una situación social que dificulte de forma especialmente intensa el desarrollo profesional de las mujeres.

 

Las universidades en que se realizó el trabajo, pese a su carácter privado, aparentemente resultan accesibles para una parte de los colectivos menos pudientes, como podría desprenderse de que más de la cuarta parte de los participantes manifiesten pertenecer a las clases “media-baja” o “baja”.

 

Políticamente, los estudiantes de psicología de la UCA y de la UEES tienden a manifestarse en mayor medida de izquierdas. Si bien muchos se ubican en el centro político, los estudiantes de izquierda son los más activos políticamente, presentado mayores tasas de “acción política no convencional”, mayor pertenencia a partidos políticos y una más elevada participación electoral. Por su parte, los estudiantes más conservadores –principalmente mujeres de clase “media-alta”-, son menos activos políticamente y manifiestan una mayor confianza tanto en el sistema legal como en los funcionarios públicos o los medios de comunicación. Sin embargo, independientemente de su ubicación política, los estudiantes de psicología salvadoreños manifiestan un elevado interés por la política, a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, con los estudiantes de la vecina Nicaragua (Vázquez, Panadero y Rincón, 2005).

 

Este elevado interés por la política parece traducirse en una muy elevada participación electoral, situada en el 84,6%, de la muestra. Incluso los estudiantes que manifestaron un interés “bajo” o “muy bajo” por la política han ejercido su derecho al voto. El porcentaje podría incluso haber sido mayor si se considera que una parte –aunque pequeña– del 15,4% que no votó pudo no haber participado en las últimas elecciones celebradas por no haber alcanzado la edad legal suficiente para votar -que en El Salvador se sitúa en los 18 años (Código electoral de El Salvador, 1992)-. De la misma forma, resulta relevante considerar que para votar en El Salvador es requisito imprescindible encontrarse previamente inscrito en el Registro Electoral (Código electoral de El Salvador, 1992), lo que tradicionalmente incide negativamente en la participación electoral. Quienes no ejercieron su derecho al voto presentan una media de edad menor, un interés más bajo por la política y posturas políticas más conservadoras.

 

En función de los datos señalados, el porcentaje de participación electoral observado entre los estudiantes resulta notablemente elevado, dado que, como señala el Observatorio Electoral Latinoamericano (2004), el índice de participación electoral en El Salvador durante la última elección presidencial se situó en el  65% de la población con edad legal suficiente para votar, porcentaje muy superior al registrado en anteriores comicios salvadoreños que llegó a situarse en torno al 35%.

 

Son pocos los estudiantes de psicología que militan en partidos o grupos políticos -y menos aún los que se encuentran afiliados a sindicatos-. Sin embargo, el porcentaje de entrevistados que pertenece a organizaciones, asociaciones, grupos o similares resulta elevado. De entre estos, cabe destacar el elevado porcentaje de participantes que pertenece a iglesias u organizaciones religiosas. La sociedad salvadoreña es notablemente religiosa, religiosidad que, como se comentó con anterioridad, alcanza en buena medida a los estudiantes de psicología universitarios, principalmente a las mujeres.

 

Entre los estudiantes se percibe una ínfima confianza en instituciones como la cámara legislativa, el funcionariado o la policía. La percepción de falta de eficacia, junto a la corrupción extendida por los distintos estamentos e instituciones (Transparency International, 2004), parece haber minando la confianza de los estudiantes de psicología en estas instituciones presuntamente orientadas al servicio público.

 

Por su parte, la confianza de los estudiantes en los medios de comunicación de masas es muy baja. La televisión es el medio más utilizado para obtener información de la actualidad (prácticamente de forma diaria) por lo que, además de ser el medio con mayor influencia en la opinión pública general, es probablemente el que más influye en los estudiantes, cuestión importante al ser la televisión uno de los medios con mayor influencia en la generación y modificación de determinadas actitudes (Vázquez, 2003). Los entrevistados también utilizan en gran medida para informarse de la actualidad la prensa escrita y la radio, mientras Internet sigue siendo un medio de comunicación escasamente utilizado. Probablemente, ayude a explicar este dato el hecho de que en El Salvador únicamente el 4,6 % de la población sea usuaria de Internet (PNUD, 2004) –careciendo en su mayoría de ordenador conectado a red en su vivienda-, mientras existe en el país 1 televisor por cada 5 habitantes (Social Watch, 2004), prácticamente un televisor por familia salvadoreña.

 

Mayoritariamente, los entrevistados se sienten muy orgullosos de ser salvadoreños. Sin embargo, pese a ese orgullo y a que sólo un relativamente bajo porcentaje (28,5%) indica insatisfacción con la situación económica de la propia familia, en el imaginario de los estudiantes de psicología salvadoreño se encuentra muy presente la posibilidad de emigrar. De hecho, el 74,1% de los entrevistados ha considerado esta posibilidad, principalmente empujados por motivos de carácter económico-laboral. Tal es la situación de malestar que el 85% de los estudiantes de psicología entrevistados consideraban que fuera del país mejorarían sus posibilidades económico-laborales.

 

Los estudiantes que han valorado la posibilidad de emigrar, con una media de edad superior en cuatro años que aquellos que no lo han valorado, consideran en su práctica totalidad (91,7%) que fuera de El Salvador mejorarían sus posibilidades económicas. Tanto quienes manifiestan pertenecer a las clases más pudientes como los que se consideran de las clases más bajas han valorado en similar medida la posibilidad de emigrar. La incapacidad de la economía salvadoreña para generar un crecimiento sostenible y apreciable, junto a la desesperanza que ello genera en una población muy joven y carente de expectativas, convierte a El Salvador en uno de los países con mayor porcentaje de población emigrada.

 

Si bien el destino tradicional de emigración de los salvadoreños ha sido Estados Unidos, el primer destino considerado para emigrar por los estudiantes de psicología entrevistados es Europa (principalmente España), seguido muy de cerca de Estados Unidos y, en menor medida, otros estados latinoamericanos. Las dificultades puestas en los últimos años por las autoridades norteamericanas para entrar en el país (Varela, 2003), junto a la información positiva que llega a El Salvador sobre la situación europea y a la facilidad idiomática pueden estar incidiendo en que muchos de los entrevistados señalen España como una opción de destino para la emigración, pese a no haber sido éste un destino tradicional de la emigración salvadoreña (Ministerio del Interior, 2002).

 

Paradójico resulta que estudiantes que presentan un elevado interés en la política, que parece traducirse en una elevada participación electoral, si bien no en una militancia política partidista, y que están orgullosos de su nacionalidad, se planteen emigrar. Claramente la incapacidad de la economía salvadoreña para generar crecimiento sostenible es un factor determinante de esta situación. Pero quizás puedan existir otros factores sobre los que merezca la pena reflexionar.

 

Este trabajo ha pretendido realizar la descripción de un colectivo particular dentro de la población salvadoreña, estudiantes universitarios de psicología, en diferentes variables relacionadas con su posicionamiento político, su actitud ante diferentes instituciones, participación en organizaciones de diferente tipo, etc., con el objetivo de aportar algo de luz sobre la compleja realidad salvadoreña. Una continuación interesante de este tipo de trabajos  sería establecer comparaciones con otros países latinoamericanos que permitan identificar las peculiaridades y dinámicas propias de estos países.

 

REFERENCIAS

 

ASEP (1999). Encuesta mundial de valores 1995-1996. Madrid: Análisis Sociológico, Económico y Político.

CEPAL (2005). Anuario Estadístico de América Latina y el Caribe. Obtenido el 7 de mayo de 2006 de http://www.eclac.org/publicaciones/Estadisticas/4/LCG2224PB/p2_1.pdf 

CIA (2006). The World Factbook. Obtenido el 7 de mayo de 2006 en http://www.cia.gov/cia/publications/factbook/

Código Electoral de El Salvador de 1992, con reformas hasta el D.L. Nº 55, del 29.06.2000.

Fernández, J. S. y Rojas, A. J. (2003). Escala de Acción Política No Convencional. Análisis de fiabilidad y validez. Psicología Política, 26, 41-55.

Ministerio del Interior (2003). Anuario Estadístico de extranjería 2002. Obtenido el 7 de mayo de 2006 en http://www.mir.es/sites/mir/otros/publicaciones/catalogo/anuarios/anuarios03/enlinea

Observatorio electoral Latinoamericano (2004). República de El Salvador. Obtenido el 7 de mayo de 2006 en http://www.observatorioelectoral.org

PNUD (2004). Informe sobre desarrollo humano. La libertad cultural en el mundo diverso de hoy. Madrid: Ediciones Mundi-Prensa.

Social Watch (2004). Fear and Want: Obstacles to Human security. Montevideo: Instituto del Tercer Mundo,.

Transparency Internacional (2004). Global Corruption Report. Londres: Pluto Press.

Varela, J. (2003). Migraciones, globalización y derechos humanos. Obtenido el 7 de mayo de 2005 en http://www.uasb.edu.ec/padh  

Vargas, J. C. (2005). Nicaragüenses en Costa Rica y Estados Unidos: datos de etnoencuestas. Población y Salud en Mesoamérica: revista electrónica, 2 (2). Obtenido el 7 de mayo de 2006 en http://ccp.ucr.ac.cr/revista 

Vázquez, J. J. (2003). Medios de comunicación y actitudes en una sociedad mediática global. Psicología Política, 26, 57-72.

Vázquez, J. J., Panadero, S. y Rincón, P. (2005). Actitudes hacia la política, asociacionismo y emigración entre estudiantes de psicología nicaragüenses. Revista Electrónica de Psicología Política, 3 (8). Obtenido el 7 de mayo de 2006 en http://www.psicopol.unsl.edu.ar/

Winschuh, T. (1999). ¿Por qué se van? La emigración de salvadoreños a los Estados Unidos. Obtenido el 7 de mayo de 2006 en http://www.metabase.net/docs/las-dignas/01569.html

 

 

 

 



[1] Dirección de contacto:

José Juan Vázquez Cabrera.

Área de Psicología Social. Departamento de Psicopedagogía. Universidad de Alcalá.

Facultad de Documentación y Psicopedagogía. C/ San Cirilo, s/n. 28801 Alcalá de Henares. Madrid. España.

E-mail: jj.vazquez@uah.es         Tel. 34 636 800 868