Niños expuestos a la violencia en Palestina

por Nelly Marzuoka *

I. Introducción


1. Los derechos humanos nos atañen a todos, debido a su naturaleza política, jurídica, psicosocial, pero fundamentalmente a su naturaleza valórica y ética. Estos se insertan, a su vez, en la defensa de un tejido social donde al prevalecer valores, es posible un modo sano de convivencia y es allí donde se inserta el concepto de salud, de lo sano.

2. Aquello que atente contra el ser humano en su desarrollo lo rebaja, lo deshumaniza, lo relega a estados primarios, y es un quebrantamiento al derecho a ser, a existir.

3. Las sociedades industriales, a través de su funcionamiento, basado en el poder
económico, y en sus valores materialistas y de consumo, engendran y justifican la violencia de estado, así como el comportamiento abusivo hacia los pueblos más débiles económicamente, con el objeto de imponer estos valores y conseguir su sometimiento y capitulación. Por lo tanto, no podemos separar los conceptos de derechos humanos y salud mental, del concepto de ocupación colonialista. El presente estudio, pretende analizar los trastornos psicológicos determinados por el entorno psicosocial y, por lo tanto, por las experiencias traumáticas, debido a la violencia de la ocupación y represión, por parte de las fuerzas sionistas en los territorios autónomos palestinos, (Gaza y Ribera Occidental).

II. Material y método


4. Está basado en un análisis de información secundaria, de investigaciones clínicas y estudios epidemiológicos, realizados en los territorios ocupados de Gaza y Ribera Occidental, por diversos autores e instituciones:


• Equipo de investigación del Programa de Salud Comunitario de Gaza (GCMHP), acargo del Dr.Eyyad El Sarraj. Realizaron estudios epidemiológicos con muestras de 2.779 y 1564 niños.
• Los Niños y la Guerra: La Experiencia Palestina. Mounir H. Samy, psiquiatra y
psicoanalista. Profesor adjunto de Psiquiatría de la Universidad McGill (Canadá) y
miembro asociado del Hospital Infantil de Montreal; el autor se refiere a sus experiencias directas sobre el terreno y a estudios científicos para reflejar las experiencias traumáticas de los niños palestinos.
• Médicos sin Fronteras, Centro de Jenin, en el sector Noroccidental de los Territorios Ocupados. Estudios descriptivos.
• Federico Allodi: Profesor asociado de Psiquiatría Transcultural de la Universidad de Toronto, en Canadá, realiza un análisis médico— psicológico de 1000 Dibujos realizados por niños y niñas de 8 a 13 años, pertenecientes a Escuelas de Canadá y Palestina. Para el examen de las pinturas, empleó un método epidemiológico que consiste en analizar el contenido de los dibujos y crear posteriormente un parámetro que permite aportar datos estadísticos concretos. De este modo, se puede precisar qué nivel de trauma y de trastorno
de la autopercepción y del otro tienen estos chicos. “Se pidió a palestinos y canadienses que plasmaran en dibujos temas como tristeza, miedo, ansiedad y felicidad. El objetivo es aprender a ver estos cuadros a partir de un modelo que combina Teoría del Arte, enfoque histórico del tema retratado y nociones psicológicas, como la percepción del yo mismo, la identidad y la concepción del otro”.
• Proyecto de Intervención en Crisis en Gaza y Ribera Occidental: Implementado por organizaciones gubernamentales y no gubernamentales palestinas y con el soporte de UNICEF , SAVE THE CHILDREN, CHILDREN AT RISK.
• Un estudio auspiciado por la Sociedad de la Media Luna Palestina con el apoyo de Unesco, el Consejo Internacional de las Ciencias Sociales, y la Federación Mundial para la Salud Mental, de los autores: Dr.Elia Awwad , jefe del Depto. de Salud Mental de la Sociedad de la Media Luna Palestina, Belén, Dra. Nancy Dubrow, Directora del Grupo de Niños de Welfare, del Instituto Taylor de Chicago, y Bojo Pinek, Oficina de Proyectos de Desarrollo UNV— UNDP, Jerusalem. El estudio de palestinos adolescentes en Gaza, titulado: Niñez expuesta a la Violencia: Consecuencias psicológicas y conductuales en la adolescencia, consiste en una muestra de 1000 adolescentes, de la ciudad de Gaza de 14 y 15 años, que cursaban 8º y 9º año, de ambos sexos. Un formulario por el primer autor fue preparado para investigar las variables edad, sexo, grado académico, residencia, número de miembros de la familia, educación de los padres y trabajo; este formulario fue completadopor los entrevistadores al principio de la entrevista. Se aplicaron 3 instrumentos : 1) CBI— C medición psicológica y conductual , para niños y adolescentes de 10 a 16 años. Concebido como un instrumento intercultural y fácilmente adaptable en países bajo conflicto armado, muestra alta validez y consistencia interna (Macksoud, Aber, Dyregor y Raundalen, 1990; Macksoud y Nazar,1993). 2) SCL— 90— R medición del status psicológico de los síntomas, para adolescentes y adultos; el instrumento ha sido validado y muestra alta consistencia interna (Derogatis, Lipman y Covi, 1973; Derogatis, Rickels y Rock, 1976; Edwards 1978, Derogatis, 1983). 3) Cuestionario de Actitudes para realización de Necesidades.

Dichos estudios, concuerdan en los siguientes resultados en cuanto a las experiencias traumáticas, y entorno, así como a los consecuentes trastornos psicológicos; empezaremos, con los eventos traumáticos:

1. PERDIDA PERMANENTE DE LA LIBERTAD DE MOVIMIENTO PERSONAL:

1.2. Esto a causa del cierre de territorios. Los palestinos que viven en Gaza y Ribera Occidental del Jordan, viven en verdaderos ghettos o campos de concentración, requieren de permiso desde "Israel" antes de viajar fuera de su ciudad, o sea, viajar a la Ribera Occidental desde Gaza, requiere un permiso especial. Además, el 27 de mayo de 1992, una orden militar de prohibición fue promulgada a todo palestino no residente de Jerusalem,
para ingresar a la ciudad. Esto fue promulgado para el norte, sur, y sector central de la Ribera Occidental, o sea esta orden prohibía a muchos palestinos llegar a sus trabajos, por lo tanto, el grado de desempleo ha alcanzado sus más altos niveles. (2, 3, 6 y 7).

2. HUMILLACIONES DIARIAS:

1.3. (Tanto vivencias como exposición, especialmente a niños, mujeres y ancianos). Durante la Intifada (1987— 1990) fue común para los soldados de la ocupación sionista, detener ciudadanos en las calles e ingresarlos a sus casas a punta de pistola; los niños presenciaban estos hechos e interrogaban a los miembros adultos de la familia. Los padres frecuentemente expresaban la vergüenza y el desvalimiento que ellos sentían como resultado de tales experiencias. En 1991, el Programa de Salud Mental de Gaza, condujo un estudio de 1564 niños. El 56% de estos niños reportaron que ellos habían sido personalmente insultados durante encuentros con soldados, y 57% habían presenciado la humillación de los miembros de su familia. En otro estudio, Awwad (1989) encontró que el 70% de1000 adolescentes había visto a un miembro de su familia ser insultado, maltratado o intimidado por los militares.(2, 6 y 7)

3. LESIONES O HERIDAS:

1.4. (A cargo de francotiradores especializados, con el objeto de disminuir el potencial de resistencia, y producir un debilitamiento económico ). En 1991, la Organización de Derechos Humanos Al— Haq, reportó que 70.000 palestinos fueron heridos por munición ligera entre diciembre 1987 y diciembre 1990; 30% de las heridas fueron ocasionadas a niños bajo los 16 años de edad (Baker 1991)
1.5. En 1990 solamente, 25.250 palestinos fueron heridos, (4.860 fueron disparados con munición ligera, 2.578 con balas de caucho,y 2.072 con balas de plástico) 12.670 fueron apaleados, 2.904 fueron agredidos con gases lacrimógenos, y el resto 168 personas tenían lesiones varias (Centro Palestino de Derechos Humanos ,1990).
1.6. En el estudio de Awwad y cols. (1989), 44% de la muestra del estudio tenía heridas o había presenciado como habían herido a algún miembro de la familia. En1990, Awwad y Abu — arad comparó 2 grupos: 1) residentes de los campos de refugiados palestinos que viven bajo la constante presencia de la ocupación militar sionista y 2) personas que habían sido heridas por los militares y fueron hospitalizados. Los hallazgos indican que ambos grupos exhiben síntomas similares de stress psicológico; no se detectaron diferencias significativas entre personas que recibieron heridas y aquéllos cuyas vidas se encontraba constantemente envuelta en confrontaciones con los militares. Más aún, Khamis
(1991,1993) reportó que, de una muestra de gente con heridas relacionadas a la Intifada, 50% sufrió desorden de stress— postraumático. (2, 3, 6, 7 y 8)

4. DETENCIONES:

1.7. El encarcelamiento para activistas políticos, fue común durante la Intifada. En 1990,el Centro Palestino de Derechos Humanos estimó que 30.000 palestinos habían pasado por las cárceles israelíes, 1.000 de ellos bajo los 16 años de edad.
1.8. Los jóvenes, a menudo, fueron arrestados durante los allanamientos de noche. En un estudio del Programa de Salud Mental de la Comunidad de Gaza (1991), 96% de la muestra reportó que su casa había sido allanada, y 83% había presenciado allanamientos en el hogar de sus familias.
1.9. Awwad (1989) reportó que el 63% de este grupo de estudio había sido detenido y 93% presenció el arresto de otros; irónicamente, un número altamente significativo, 97% reportó mirar gente arrestada por TV, en el estudio de Gaza ya citado , 19% de los niños habían sido detenidos, 10% reportó que el jefe de su hogar fue arrestado, 30% reportó que sus hermanos lo fueron, y 75% señaló que otros familiares también. (2, 3, 6, 7 y 8)

5. INHALACION DE GASES LACRIMOGENOS:

2.0. En sitios restringidos llenos de gente, como patios interiores e interior de las casas, lo que ha causado la muerte de numerosos niños y bebes. El uso de gas lacrimógeno para el control de motines y en sitios donde hay manifestaciones al aire libre es común; sin embargo, cuando es lanzado dentro de las casas y otros espacios cerrados, los resultados pueden ser fatales. Entre 1987 y 1990, 69 palestinos fueron asesinados por sofocación o asfixia debido a la exposición de gas lacrimógeno (Centro Palestino de Derechos Humanos, 1990).
2.1. En los estudios del Programa del Centro de Salud Mental de Gaza (1991) de entre 2.779 niños, el 91,5% reportó que habían estado expuestos a gas lacrimógeno, y en el otro de 1564 niños, 96%. En éste mismo grupo, 94% reportó que, al menos un miembro de la familia, había sufrido inhalación de gas lacrimógeno. En el estudio de Awwad (1989), 59% de la muestra presentaba al menos un miembro de la familia que ha sufrido sus efectos. La investigación Nixon (1990) demostró que en el 38% de los casos estudiados, el gas lacrimógeno fue lanzado dentro de una sala u otra área cerrada. (2, 6)

6. PALIZAS:

2.2. El Centro Palestino de Derechos Humanos (1990) reportó que 62 palestinos, murieron como resultado de palizas entre 1987 y 1990. Las palizas incluyen palestinos de ambos géneros y de todas las edades.
23. En el estudio de Awwad (1989), 58% de los participantes presenciaron palizas a un miembro de la familia, y reportaron que ellos mismos habían sido apaleados. En los estudios de Gaza de 1991, de 2779 y 1564 niños, 42 y 49% respectivamente, habían sido apaleados; adicionalmente, 8% de los niños sufrió fractura de huesos de los miembros o extremidades durante las palizas. A mayor abundamiento, 16% de los niños habían presenciado la fractura de huesos y apaleamiento de un miembro de la familia por soldados.17% presenció las mismas lesiones infringidas a un pariente. (2 y 6)

7. DEMOLICION DE CASAS:

24. 490 casas de palestinos fueron demolidas entre el comienzo de la intifada y posteriormente en 1992. En 1990 solamente, aproximadamente 130 viviendas fueron selladas con ladrillos y morteros, impidiendo de esta manera el ingreso de la familia a su casa (Centro Palestino de Derechos Humanos, 1990). En el estudio de Gaza (1991), 4% de los niños reportó que su casa había sido clausurada, y el 6% que había sido demolida. (2, 3,4, 6, 7 y 8)

8. ASESINATOS:

25. De acuerdo al Centro Palestino de Derechos Humanos (1993), 1.190 palestinos murieron en hechos relacionados con la Intifada, entre 1987 y abril de 1993 incluyendo 310 niños bajo 16 años. 3% de los niños que participaron en el estudio de Gaza (1991) reportaron que un miembro de su familia había sido asesinado por las fuerzas de ocupación sionistas, mientras 22% reportó que un pariente había sido asesinado durante la Intifada. (2,3, 6, 7 y 8)
26. En este exterminio, existe un concepto de reducción de la taza de natalidad y de limpieza étnica. Los niños, generalmente fueron asesinados de vuelta del colegio, (cuando éstos no están cerrados). Por lo que cabe mencionar, además la violación de los derechos a la educación (4), que implica el cierre de las escuelas y universidades, el arresto y asesinato de escolares y profesores.
27. Dentro de estos asesinatos, además se encuentran los asesinatos selectivos y
extrajudiciales a miembros de la Resistencia Palestina, contra la ocupación sionista.

9. BOMBARDEOS CONSTANTES:

28. Constituyen castigos colectivos, además de los anteriores, como tácticas de control
poblacional. (2, 6, 7 y 8), de las fuerzas de ocupación.

10. ESTRANGULAMIENTO DE LA ECONOMIA PALESTINA:

(2, 3, 5, 6, 7 Y 8)
• Negación y anulación de gastos de sanidad, educación y bienestar social.
• Ocupación y Expansión de tierras, 92% de las tierras agrícolas y el 80% de los
recursos hídricos de los territorios palestinos siguen bajo dominio israelí.
• Mercado palestino cerrado al comercio exterior, y creación de mano de obra barata; mas del 40% de los trabajadores palestinos ganan sus salarios en sectores poco cualificados, contradictoriamente con una población altamente alfabetizada y calificada (escuelas de la Unrwa).
• Ataques de grupos paramilitares, esto es, colonos armados respaldados por las fuerzas de ocupación sionistas, realizan campañas de tierra quemada en los territorios ocupados, lo que implica exterminio de la agricultura Palestina que representaba la principal fuente de ingresos.
• Quema de cientos de olivares, con más de 20 años de antigüedad, o talar olivares en plena campaña de cosecha de la aceituna, en localidades palestinas.
• Deforestación y desertificación, debido a la política sistemática de confiscación en T.O. En la Ribera Occidental y Gaza antes del 67, el 55% eran áreas arboladas, actualmente disminuyeron a un 15%.
• Las fuerzas de ocupación sionistas, promulgaron una serie de normas que afectan al medio ambiente y recursos naturales, como el uso del agua, la prohibición de plantar nuevos árboles, con el objetivo de abandonar tierras en estado semidesértico, así la agricultura en 1969, era el 46%, en 1983, 26%. Además, se han destruido miles de árboles frutales, para construir asentamientos para nuevos colonos y carreteras para facilitar su intercomunicación.

11. TRAUMAS PSICOLOGICOS DERIVADOS DE LA AGRESION DE LAS FUERZAS DE OCUPACION SIONISTAS: (1, 2, 6, 7 Y 8 ).

36. Las respuestas individuales hacia los eventos traumáticos de vida amenazantes, difieren de niño a niño, dependiendo de un número de factores tales como edad, experiencia previa, y sistemas de soporte disponibles; pero el núcleo de respuestas consistente incluye ansiedad extrema, temores generalizados, y pérdida de autoestima (Vander Kolk, 1987). Algunos niños responden con regresiones, evitación y negación otros, con culpa y sentimientos de desvalimiento. Sin embargo, otros niños desarrollan rabia, patrones de conducta hostil y expresión de agresiones (Garbarino, Kostelny y Dubrow,1991), aunque menos visible que las heridas físicas, las heridas emocionales no son menos serias (Dubrow, Liwski, Palacios y Gardinier, 1996).
37. Un entorno violento, es una tierra de espacio fértil para consecuencias a corto y largo
plazo de traumas psicológicos. Garbarino, Kostelny y Dubrow (1991) entrevistó una
muestra de familias que vivían en Cisjordania y Gaza durante la Intifada. Ellos encontraron
que no había niño sin una exposición directa, a la violencia de la ocupación, incluyendo los
casos de niños asesinados, detenidos, arrestados, apaleados e inhalado gas lacrimógeno.
38. La investigación sobre palestinos que viven en los territorios ocupados de Cisjordania y
Gaza reportan el impacto negativo sobre sus vidas bajo el stress de la ocupación militar y
de los eventos violentos. Radda Barnen (Nixon, 1990) reportó extensivamente sobre
alteraciones físicas y emocionales de los niños palestinos durante la Intifada. Punamaki y
Suleiman (1990) sugieren que la exposición al infortunio político incrementaba los
síntomas psicológicos en los niños palestinos. También encontraron, que aparte de los
mecanismos de copia, éstos efectos negativos permanecen igualmente. De manera similar,
un año después del comienzo de la Intifada, Baker (1990) encontró que los miedos y
NIÑOS EXPUESTOS A LA VIOLENCIA EN PALESTINA... NELLY MARZOUKA 7
depresión incrementaban de 15 a 25%. En otro estudio (1991), él reportó que los niños en
Cisjordania fueron mostrando problemas de conducta y psicosomáticos, incluyendo peleas
con otros e irresponsabilidad, así como miedos intensos de dejar la casa. Khamis (1992) ha
encontrado un porcentaje alto de enuresis y tartamudez en niños de escuela básica.
39. Se puede destacar que, generalmente el trauma experienciado por los niños palestinos
es evidente en su vocabulario, sus valores y su selección de muñecas, composición de
dibujos y otros trabajos de arte. Un tema común es el conflicto entre palestinos e israelíes,
especialmente los soldados israelíes y asentamientos. El miedo expresado en el juego
corriente y arte es mezclado con miedos pasados (Punamaki, 1987).
40. En la franja de Gaza, Abu hein (1993), estudió el impacto del cierre de territorios sobre
la vida psicológica de las familias palestinas. entre los niños de 6 a 12 años, ellos
encontraron una correlación entre los cierres y la irritabilidad, miedos, hiperactividad y
peleas con otros niños. Abu hein y Raundalen (1993) estudió el impacto de las
deportaciones palestinas sobre los niños en edad de 2 a 17 años. Ellos encontraron un alto
grado de problemas emocionales y conductuales para los niños deportados. De acuerdo con
estudios conducidos durante la segunda guerra mundial por Ana Freud y Dorothy
Burlingham, en la Clínica Hampstead en Londres (1943), ellos, encontraron que los niños
de los deportados que estuvieron separados de los miembros de la familia, fueron más
negativamente afectados que los niños que experienciaron varios otros hechos traumáticos
en la compañía de adultos familiares.
41. En un estudio por Elbedour, Bensel y Maruyama (1993), tres muestras de junior, senior
y high school, los niños fueron entrevistados desde el Negev, Cisjordania y Gaza. Los
resultados indicaron que los más altos síntomas de trauma psicológico y estrés
postraumático, fueron registrados en los niños de Gaza, seguidos por los de Cisjordania, y
finalmente por los niños árabes— israelíes del Negev, (árabes— israelíes = palestinos
nativos).


III. Conclusiones

42. Los niños palestinos que han estado física y psíquicamente, duradera e intensamente expuestos a la violencia de la ocupación sionista en Palestina, tienen una percepción de sí mismos y de su entorno tres veces más negativa que aquéllos que no han sufrido las consecuencias de la violencia. El trastorno psicológico interno generado por un trauma, como la agresión provoca una desestructuración del yo. (1)
43. El niño palestino nace con una situación impuesta de agresión hacia él y su pueblo, o sea, en un clima de constante inseguridad, anormalidad y violencia. (6)
44. Debido a su constante exposición a la violencia de la ocupación, los menores sufren importantes alteraciones psicológicas. El convivir con el miedo diario, como declara un estudiante: “No sé como vivir, pensando si mi hermano volverá de la escuela o será baleado por un francotirador. ¿ Volverá mi padre del trabajo? ’’(7)
45. Los efectos de acuerdo a otros estudios son similares en diversos países, Nicaragua, Somalía, Rwanda y Chile (2). Su gravedad será mayor o menor según la magnitud de las situaciones que hayan vivido (presenciar mutilaciones, sufrir continuos malos tratos...) y del tiempo que las hayan tenido que soportar. En la mayoría de los casos, está demostrado que el daño es irreparable. NIÑOS EXPUESTOS A LA VIOLENCIA EN PALESTINA... NELLY MARZOUKA 8
46. La familia, se constituye como el factor mediador y regulador más importante, aunque a pesar de que los padres se empeñen en criarlos en un ambiente normal, la influencia sionista se manifiesta en todos los aspectos de su vida. “ ¿Cómo puedes enseñar la bondad humana (madre de Faris Odeh) cuando lo único que ven son los peores ejemplos de la naturaleza humana? Las fuerzas de ocupación sionistas están siempre merodeando los
barrios palestinos, las estaciones del ejército se ubican frente a las escuelas y parques, estas mismas cierran las escuelas palestinas.” (7)

47. Los niños palestinos, necesitan volver a vivir de acuerdo al espíritu vital y eminentemente pacífico que caracteriza al Pueblo Palestino.
48. Por último, cabe destacar la importancia de realizar este tipo de trabajos con el objeto de sensibilizar a contribuir, con un modo de convivencia, basado en el respeto y la no exclusión, con el objeto de ir mejorando la calidad de vida en nosotros mismos y los demás, en los que aparentemente tienen el poder y los débiles, en relación a parámetros de Salud Mental. La imparcialidad, neutralidad y ética, se salvaguardan al lograr romper el silencio...


IV. Referencias bibliográficas


Allodi, F: “Trauma e identidad en los dibujos de niños en situaciones de guerra y
conflicto.” Médicos del Mundo, Amnistía Internacional, y el Comité de solidaridad con la
Causa Arabe. Proyecto colaborativo, Madrid 1995— 1996.
Awwad,E., Dubrow,N., Pinek,B .”Chilhood Exposure To violence: Psycological and
Behavioral Aftermath in Adolescence”. Report Palestinian Adolescents Survey in Gaza.
Betlehem 1999.
B’etselem, reports. Israeli information center for Human Rights in the Occupied Territories.
Jerusalem. 1987— 2001.
Discrimination in Education Against Palestinian in Israel. Arab Association for Human
Rights. 23 pág. Nazareth, Abril de 1994.
Gush Shalom, reports. Bloque por la paz Palestino— Israeli. 1987— 2001.
Samy, M: “Los niños y la guerra: La Experiencia Palestina.” Fundación Cultural y
Educativa Oriente Próximo, Canadá (Necef), y Médicos sin Fronteras. 1995— 1996.
Stobbaerts, E., Prieto M: Crónicas Palestinas: “Humillación y Violencia Cotidiana.”, “Una
Generación Marcada a Fuego.” Médicos sin Fronteras. El País Barcelona 2000.
Unicef, Save the Chidren, Chidren at Risk: Proyecto de Intervención en Crisis. Gaza y
Ribera Occidental 2000.


Psicóloga. Dedicada a la Docencia, Investigación y Coordinación de Programas de Salud, Programa de Atención Psicológica al Niño Hospitalizado y Programa de Atención Integral en Salud y Derechos Humanos. Chile